letras desesol azules con líneas rojas

Gobierno de Honduras participa en el 61 periodo de sesiones de la Comisión de Desarrollo Social de la ONU

“Países como Honduras enfrentan hoy situaciones complicadas para la construcción de economías resilientes debido a la fluctuación de los mercados internacionales en situaciones coyunturales como las guerras o actitudes egoístas por parte de los mercados globales. También, nuestra condición de país en tránsito hace que cientos de miles de personas transiten rumbo a EEUU cada año, en búsqueda de mejores condiciones de vida. se necesitan acciones internacionales para asegurar que todos tengamos condiciones dignas para no tener que salir de nuestros países”.

El Gobierno de Honduras participó en el Sexagésimo Primer Período de Sesiones de la Comisión de Desarrollo Social del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), en la ciudad de Nueva York, a través del ministro de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), José Carlos Cardona, quién por instrucciones de la presidenta Xiomara Castro, asistió para dar a conocer el estado situacional de la nación frente al nuevo modelo de protección social y demás esfuerzos en materia de desarrollo social y económico.

El ministro José Carlos Cardona en su discurso ante la ONU planteó que la recuperación de los países pobres tras la pandemia de la COVID-19 ha sido lenta y poco satisfactoria en temas sociales, y en Honduras, luego del golpe de Estado de 2009, toda una nación pasó por 12 años de gobiernos antidemocráticos y autoritarios, que descuidaron la agenda social e incrementaron la pobreza en 17 puntos, dejando como resultado un 74% de personas en condición de pobreza y 55% en extrema pobreza.

Ante esa realidad, de deterioro de la condición socioeconómica nacional, el ministro Cardona expresó que con la llegada del Gobierno de la presidenta Xiomara Castro, surgió una nueva oportunidad para asumir el compromiso de brindar protección social verdadera, retomando la agenda 2030 y los ODS como horizonte del Plan de Gobierno, creando programas sociales con enfoques de activos como la Red Solidaria, que busca atender 3.5 millones de personas ubicadas en 2,007 aldeas en el mapa de la extrema pobreza del país y el Programa Acción Solidaria, único en América Latina, con el fin de atender 12 grupos en vulnerabilidad social con proyectos y productos financieros accesibles, garantizar la seguridad alimentaria y nutricional con la entrega de bonos agrícolas, ganaderos y cafetaleros, implementación de medidas para el rescate de las finanzas públicas, entre muchos otros esfuerzos ambiciosos que se llevan a cabo en el país.

Además, en su discurso hizo un llamado frente a la audiencia de todas las naciones suscritas a las Naciones Unidas, expresando que no hay voluntad tangible de los países ricos, para financiar estrategias de disminución de la extrema pobreza y mitigación de la vulnerabilidad climática y social. Tampoco hay acuerdos mundiales de la responsabilización de los grandes capitales, sobre el daño que ocasionan al ambiente o el impacto que tiene en los países más pobres.

Al tiempo que hizo ver cómo las naciones en vías de desarrollo se han visto afectadas por los intereses a los que atienden la altas potencias, agudizando las crisis frente a los más vulnerables, detallando que,  “existe un enorme debate en Honduras en este momento y creo que es extensivo a otras naciones, donde los alimentos siempre accesibles a las personas pobres, como los huevos, han aumentado de precio de manera considerable debido a situaciones internacionales como la gripe aviar y a esto se suman los efectos de la guerra de Ucrania que han provocado un encarecimiento internacional de alimentos, como un ejemplo claro de que no podemos hablar de combate a la pobreza y a la vulnerabilidad social, si las naciones poderosas no cambian sus retóricas guerreristas y realmente se comprometen a construir un mundo más justo para nuestra especie en este siglo tan clave para nuestra supervivencia de cara al futuro”.

El ministro Cardona, finalizó su primera participación inicial en el 61 periodo de sesiones de la Comisión de Desarrollo Social de la ONU, expresando que “Como país comprometido con el fortalecimiento del sistema de Naciones Unidas, hacemos un llamado al fortalecimiento de acciones concretas y damos nuestro voto de confianza a las iniciativas que se propongan desde nuestras diversas realidades, para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y cualquier iniciativa que sirva para construir un mundo más justo para quienes más lo necesitan”.

De esta manera el Estado de Honduras pone en manifiesto y a las puertas del mundo el resurgimiento de una nación que hoy avanza lentamente pero con seguridad hacia el desarrollo social y la promoción de los derechos y garantías de todos los sectores históricamente vulnerabilizados, de la mano de hombres y mujeres que fueron electos por el poder popular y que hoy se encuentran comprometidas y comprometidos con el rescate de la dignidad, el respeto, la paz y la justicia para alcanzar la reconstrucción del Estado de Derecho que las Hondureñas y Hondureños se merecen.