Tegucigalpa, M.D.C. 24 de noviembre. Con el objetivo de convertir a Honduras en uno de los países de tránsito más seguros para las personas migrantes, la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) liderada por el ministro José Carlos Cardona, fue partícipe de la Conferencia Nacional Sobre la Migración: “Migrar es un Derecho”, realizada por el Instituto Nacional de Migración, donde se analizó mediante un panel de expertos, la situación actual, retos y desafíos que enfrenta el Gobierno de la República frente a la migración para ofrecer respuestas concretas e integrales.

Durante la conferencia, las autoridades expusieron las propuestas de atención que deben ser brindadas por el Estado, frente al flagelo de la migración irregular en el país, entre ellas la urgente necesidad de la creación de una política pública en materia de migración, pero esta política debe ir acompañada de un enfoque humanista, integral e inclusivo, que incorpore el rol de las instituciones de seguridad nacional, entre otras.

Por su parte, el ministro Cardona, destacó que, “La lógica que se tiene como Estado y la visión fundamental en el tema de migración, es sencillamente que el tránsito por Honduras pueda ser digno, y que el migrante pueda tomar esa decisión, debido a que migrar es un derecho fundamental e irrestricto que tienen todos los seres humanos”.

En este sentido, la SEDESOL ha adquirido el compromiso desde la Unidad de Protección Social Adaptativa, de realizar un estudio in situ desde diferentes puntos fronterizos del país, por donde constantemente cruzan los migrantes de distintas nacionalidades, aplicándoles un instrumento de encuesta para conocer de primera mano, los retos a los que se enfrentan, el trato brindado por las autoridades estatales, así como el trabajo que están realizando organizaciones no gubernamentales y de cooperación internacional, a fin de garantizar atención y protección integral con enfoque de género y derechos humanos a todas las personas migrantes

La Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Honduras, Alice Shackelford, enfatizó que “Honduras se convirtió en el sexto país del mundo en términos de cantidad de solicitudes de asilo presentadas en 2021. Sobre todo, que, como población, no se puede olvidar que, al hablar de migración, se habla específicamente de seres humanos, personas a quienes se tiene la obligación de atender”.

“El Instituto Nacional de Migración (INM), desarrolla sin descanso una importante labor humanitaria, que ha permitido anteponer y salvaguardar los derechos e intereses de cada una de las personas migrantes, en especial de aquellas que están en condición de mayor vulnerabilidad, como son los menores de edad, mujeres, personas adultas mayores, personas con discapacidad y personas de la Comunidad LGBTIQ+”.

Honduras, por su posición geográfica es corredor para miles de ciudadanos de otras nacionalidades que aseguran huir de la pobreza, violencia y falta de oportunidades en sus países e intentan llegar a suelo mexicano o estadounidense y según estadísticas del INM, entre 1,300 y 1,500 personas migrantes en tránsito son atendidos diariamente en Honduras, y unas 53 mil han sido beneficiados
con el periodo de amnistía, para hacer un registro total de 120 mil migrantes de tránsito los que han cruzado el terrario nacional de enero hasta a la fecha.

En este sentido, el Gobierno Solidario de la Presidenta Xiomara Castro, está comprometido con la creación, diseño e implementación de Políticas Públicas de protección social mediante la SEDESOL y demás instituciones del sector social nacional, para trabajar en la construcción de un Estado Socialista democrático que contribuya al Plan de Bicentenario de Refundación de Honduras, con altos estándares en la promoción de los derechos humanos.

Categorías: Noticias