–Sedis reducirá el personal a un 60 por ciento 

El titular de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), José Carlos Cardona, aseguró que esta institución no puede otorgar 581 plazas permanentes que dejó la administración anterior a los empleados porque no hay sostenibilidad presupuestaria y por existir irregularidades en el otorgamiento de las mismas. 

“Estamos haciendo un análisis del famoso PCM que aprobaron los nacionalistas para darles plazas, en este caso fueron 581  plazas, todas otorgadas de manera irregular, en el sentido que no reunían los requisitos, o tenían errores de procedimiento y el dictamen de finanzas llegó después”, explicó el ministro Cardona. 

Quien también aseguró que no hay sostenibilidad presupuestaria para otorgar esas plazas permanentes “si nosotros pagamos las 581 plazas la Sedis quiebra, porque nos quedaríamos incluso sin gastos operativos, es literalmente insostenible”. 

EL funcionario aseguró que al menos unos 300 empleados que están por contrato serán despedidos  porque la  “Secretaría está en un proceso de rediseño, la Sedis va ser reducida en un 40 por ciento porque tenemos 900 empleados y hemos hecho un análisis que la Secretaría puede perfectamente funcionar con 400 a 500  empleados”. 

El ministro Cardona explicó no se trata de despidos masivos porque el  Estado se enfrentaría a múltiples demandas  y esto obedece a que el gobierno de la presidenta Xiomara Castro está haciendo recortes presupuestarios producto de la quiebra y saqueo en las arcas del país por parte de la administración anterior. 

“Los gastos operativos anuales de la sedis eran de 20 millones de lempiras con esto lo reduciríamos a 800 mil lempiras para viáticos, combustibles y gastos operativos de la Secretaría”, dijo Cardona. 

El funcionario advirtió que las 581 plazas otorgadas en Sedis se hicieron “con un dictamen tardío de Finanzas pero no tienen sustento presupuestario esas plazas, lo cual significa que hay una irregularidad, así como hay otras irregularidades en el otorgamiento de las mismas”. 

A raíz de las irregularidades Cardona anunció que ya se trabaja en un dictamen presupuestario y legal para revertir esas plazas y hacer un análisis real de quién debe ser despedido o no, “justamente una razón por la cual hemos indicado que se haga una auditoria forense en la Sedis”. 

En relación a la falta del pago del salario del mes de enero, el funcionario  aseguró que se está haciendo hasta lo imposible para honrar ese pago y denunció que la administración saliente se llevaron 10 millones de lempiras en prestaciones para altos funcionarios de la institución, dinero con el cual se hubiese pagado la planilla del mes.    

Personal por Fideicomiso 

En la Sedis también laboraban unos 300 empleados bajo la modalidad de Fideicomiso, para estas personas concluyó la relación laboral durante la pasada administración. 

“El 26 de enero cesó el convenio y el fideicomiso ya no existe, muchos ya se retiraron voluntariamente y entendieron que es culpa de la administración anterior”, señaló Cardona. 

Al tiempo que aclaró que a los empleados que estaban por fideicomiso “ni siquiera les dieron copia del convenio porque es como una consultoría, cuando usted hace una consultoría y entrega su producto la relación laboral está cancelada”.

Categorías: Noticias